Reseña: Cómo conocí a vuestra madre

jueves, 7 de febrero de 2008

Por culpa de la huelga de guionistas que empezó hace unos meses en EEUU, me empecé a quedar sin mi dosis ración semanal de series, y comencé mirar qué más cosas podía ver. Llevaba un tiempo escuchando maravillas por todos lados de una comedia de situación que tenía buena pinta: Cómo conocí a vuestra madre, How I met your mother en versión original. Me gustan mucho las series con episodios autoconclusivos y de sólo 20 minutos, porque a veces no tengo tiempo para más, o no vuelvo a ver un episodio en dos o tres semanas. Así pues, me puse a ver dicha serie, que rápidamente se ha convertido en mi programa de televisión favorito.

Estos son los protagonistas de la serie, de izquierda a derecha: Lily, Marshall, Ted, Robin y Barney.

La historia comienza en el año 2030, con un padre, Ted, que empieza a contar a sus hijos la historia de cómo conoció a su madre. A partir de ese momento, nos vemos trasladados al año 2005, dónde un Ted de 28 años se da cuenta de qué es lo que él quiere de verdad: casarse y sentar la cabeza, al igual que su compañero de piso, Marshall, que acaba de anunciar su compromiso con su novia de toda la vida, Lily. Ahí comienza la gran aventura de Ted, la búsqueda de su amor verdadero, en la que se verá acompañado por los ya mencionados Marshall y Lily, y por Barney, Robin y, por supuesto, nosotros.

Como veis, el argumento no es muy original, pero sí la forma en que éste se plantea. La puesta en escena de cada episodio es muy diferente a la de otras series, destacando lo bien pensado y rodado que está cada capítulo. Se juega mucho con el flashback y con contar la misma historia desde diferentes puntos de vista, y se hace muy bien, preparando los momentos dramáticos y dejando caer los chistes siempre de forma oportuna.

Si queréis saber cómo ha llegado hasta aquí esta piña, tendréis que ver la serie. O a lo mejor os quedáis igual.

Y si hablamos de los chistes y momentos graciosos de la serie, es imposible obviar las diferencias entre la versión original y la doblada al castellano. Yo empecé a ver todo en inglés, pero después he tenido la ocasión de ver unos cuantos capítulos en español, y la verdad es que no hay color. El humor es algo muy difícil de trasladar a otro idioma, y necesita una buena traducción y un doblaje impecable, y muchas veces ni aún así se puede conseguir. En este caso, al ver la versión española tras la americana, se nota que la serie pierde mucho, en especial cada vez que el personaje de Barney habla.

Quizá porque yo soy un auténtico negado contando chistes, ése es mi personaje favorito, Barney. Un personaje que al principio nos puede parecer un refrito de Chandler (gracioso, sarcástico, anticompromiso, trabajo misterioso…), pero luego se revela muy diferente, con un montón de frases y coletillas “le-gen-da-rias”, y mucho más cínico que el personaje de Friends. El actor que lo interpreta, Neil Patrick Harris, es el que tiene más experiencia de la serie, y el que ha trabajado en proyectos más variados, actuando en televisión, cine, musicales y doblaje de dibujos animados. El resto del reparto está a la altura, de forma que los otros personajes principales resultan también bastante redondos.

Éste es Barney. Sé que los chicos hubiéseis preferido una foto de Robin, que está muy buena, pero para eso también tendréis que ver la serie.

La serie ha llegado hasta el undécimo capítulo de la tercera temporada en EEUU, y en España, el DVD de la primera temporada ya está a la venta, mientras los episodios de las dos primeras temporadas de la serie han sido emitidos por la Sexta, donde se están reponiendo ya todas las tardes de lunes a viernes.

Resumiendo, Cómo conocí a vuestra madre es una serie más que recomendable, sobre todo para verla en inglés (con subtítulos en este idioma si, como yo, soy duros de oído), en la que no nos encontraremos ni grandes efectos especiales ni impresionantes secuencias de acción, pero con la que nos descubriremos riendo a mandíbula batiente o emocionándonos mientras acompañamos a Ted en su búsqueda del amor de su vida.

8 cucamonas:

Oneyros dijo...

COÑO ES GENIAL!!!!!
yo empece a verla por recomendacion de un amigo y estoy encantado. Pero hay que verla en ingles o pierde muchiiiiiiisimo.
El mejor capitulo es el de la piña XD

Irene dijo...

Awesome!!!

(Es que, además de suit up, y le-gen-dary, se te había olvidado poner esto).

wachinayn dijo...

Aquí otro viciado a la serie por culpa de Carlos. Es buenísima, y el personaje de Barney genial, legendario incluso.

Anónimo dijo...

es verdad, la serie es AWESOME! buenísima. un friends algo más moderno.
Sin duda, el personaje de Barney da muchísimo a la serie
Para mí, el mejor capítulo, ARRIVEDERCI FIERO, ese contacto de barney con la conducción nunca lo olvidaré

Y, por supuesto, esto va derecho al blog de Barney jejejeje.
http://www.cbs.com/primetime/how_i_met_your_mother/community/blog/

Nisa dijo...

Aquí Nisa, la novia de Lez. Que sepas que gracias a esta entrada nos has enganchado completamente a Pedro y a mí a "Cómo conocí a vuestra madre". Hacía mucho que no me reía tanto que como cuando vi el capítulo del Fiero. Una serie genial. Vamos por la tercera temporada y también tengo ganas de más.

wachinayn dijo...

Pues ya me habéis adelantado. :P

Yo sólo he visto la primera temporada. Tengo que ponerme al día o me van a spoilear vivo.

Carlos dijo...

Bienvenida, Nisa! Me alegro mucho de que picáseis :)
Y sí, el capítulo del fiero es "Legendary".

Anónimo dijo...

La Ley Limon legen..........dario