Encuentros con Carlos Pacheco

lunes, 25 de febrero de 2008

Hoy voy a hablar de Carlos Pacheco. Para los que no le conozcáis, es posiblemente el dibujante español que más éxito ha tenido, y tiene, en EEUU, encargándose de dibujar a personajes tan famosos como los Cuatro Fantásticos, la Patrulla X, o el mismísimo Superman. No voy a hacer un resumen de su trayectoria profesional, ya que no tendría mucho sentido y podéis encontrar un excelente artículo en la Guía del Cómic.


Personalmente, a mí me gusta mucho porque tiene una línea muy limpia, un manejo perfecto de la anatomía, y consigue que sus dibujos transmitan la fuerza y la sensación de movimiento tan necesarios en un cómic de superhéroes. Como muestra, ahí tenéis la imagen que os he dejado encima de este párrafo. Además, Pacheco tampoco descuida otros aspectos que a priori pueden parecer secundarios, como el vestuario de los personajes o los fondos, que detalla bastante. Todo esto ayuda a meter al lector dentro de la historia desde la primera página.

El caso es que hace aproximadamente un año me enteré de que Carlos Pacheco iba a realizar una sesión de firmas en la tienda de Generación X del centro de Madrid, así que me acerqué a ver en qué consistía la cosa. Allí, nos juntamos unas 15-20 personas que pudimos disfrutar de una entrevista en la que contó un montón de detalles y anécdotas curiosas de su vida de dibujante, explicó cómo es trabajar con guionistas como Kurt Busiek o Jeph Loeb y respondió amablemente a todas las preguntas que se nos ocurrieron. Es una pena que por aquel entonces no tuviera un blog, porque podría haber hecho un buen resumen de la sesión. La próxima vez, prometo llevarme una grabadora y compartir con todo el mundo la experiencia.

Yo nunca había ido a ninguna sesión de firmas o algo parecido de un dibujante de cómics, así que me sorprendió muchísimo que, una vez terminó la entrevista, Carlos se dispusiese no sólo a firmarnos los tebeos que cada uno habíamos llevado, ¡sino a hacernos un dibujo! Claro, el resto ya lo sabían, y creo que la mayoría había venido principalmente por eso, con sus cuadernos de dibujo y folios de gran calidad para que el dibujo quedase lo mejor posible. Yo, afortunadamente, encontré a alguien que me dejó una hoja de papel, y en parte porque en ese momento se encontraba dibujando la serie regular de Superman en EEUU, porque había dibujado antes uno precioso, y porque a mi novia (la responsable de las fotos y la que me ha prestado su galería de Picasa, por cierto) le gusta mucho, pedí que me hiciese un dibujo del hombre de acero, y éste es el resultado:

Se me sigue cayendo la baba cada vez que lo veo

¡Totalmente impresionante! Además, Carlos no quiso que nadie se fuese sin su dibujo, así que se quedó hasta las tantas dibujando, mientras nosotros le rodeábamos para poder ver cómo cada personaje que hacía parecía que quedaba más chulo que el anterior.

Investigando un poco, luego me enteré de que, aunque sí es normal que los dibujantes hagan sketches para los aficionados en sesiones de firmas, salones, encuentros, etc., lo que se sale de la norma es el tiempo que Pacheco dedica a cada uno de éstos dibujos, llegando, cómo habéis visto, hasta a colorearlos. El Superman que habéis visto tardó sólo unos días en ser enmarcado y colgado de la pared de mi habitación. De esa forma, cuando me enteré de que con motivo del último Expocómic, Carlos Pacheco iba a venir a Madrid en noviembre, fui a un encuentro con él y otros autores de cómics en la Fnac de Callao. Allí, tras hacer un par de horas de larga cola, conseguí un dibujo de mi personaje preferido de DC:

Además, también es uno de los favoritos de Pacheco

Como podréis suponer, me fui contentísimo, aunque esta vez la experiencia no fue tan buena. No se le hizo ninguna entrevista, apenas pudimos charlar con él, y el encuentro parecía bastante mal organizado, con demasiada gente en un sitio muy pequeño. En cualquier caso, fue un placer verle en acción, y es que el proceso que sigue para hacer cada dibujo es una maravilla, y uno se queda hipnotizado viendo cómo comienza con el lápiz, pasa luego a tinta y termina con un coloreado a rotulador.

El artista en cuestión

Ahora mismo, tras recorrer media España de salón en salón, Pacheco ha comenzado a dibujar la segunda parte de Arrowsmith, el cómic de corte fantástico que dibuja y co-guioniza junto a Kurt Busiek. Esperemos que lo podamos disfrutar muy pronto, que Carlos tenga mucha suerte en todos sus futuros proyectos, ¡y que siga tratando tan bien a los aficionados!

9 cucamonas:

Ternin dijo...

Envidia, te tengo envidia...

Carlos dijo...

Molan, ¿a que sí? xD
De todas formas, es cuestión de un poco de suerte para que haya algún acto que te pille bien, y luego echarle unas horillas. Creo que vale la pena, a mí por lo menos, aunque no creo que lo vuelva a hacer muhcas veces, porque tampoco quiero empapelar mi casa y para tener esos dibujos en una carpeta... pues como que no. el arte tiene que estar a la vista :P

Ahora lo que me gustaría es tener alguna página original de algún autor que me guste, he visto cosillas muy chulas por menos de 100 euros, pero por ahora no me corre prisa.

Por cierto, la primera imagen la he puesto con calidad muy buena. Es perfecta para hacerse un fondo de escritorio.

Sir Lamorak de Gales dijo...

En mi modesta opinión dibuja magnificamente, el comic es mucho más arte que la que se aprecia en muchos museos de arte moderno, y requiere cuando se hace con dedicación un tiempo y un esfuerzo enormes. Salta a la vista el talento de Carlos Pacheco, aún recuerdo que me quede flipado cuando me enseñaste el dibujo por primera vez y más teniendo en cuenta el tiempo en el que lo finalizó.

Puedo perdonar un dibujo mediocre por un guionazo, puedo perdonar un guión mediocre por un gran dibujo, pero mi ideal es la conjunción de ambos. Cosa que raramente ocurre. Carlos desde luego aportará el mejor dibujo posible de eso estoy seguro.

Volviendo al tema... para cuando vas a abrir la galeria de arte, ja, ja... Además me parece esplendido que trate tan bien a los fans eso es algo que no tiene precio y que yo personalmente valoro mucho.

Saludos

Krysia dijo...

Los dibujos maravillosos, pero nunca entenderé esa obsesión con Green Arrow. ¡Es Robin Hood! ¡Eso no es un superhéroe, es in tío en mallas!

Ejem.

wachinayn dijo...

La verdad es que el de Superman es impresionante. Hay que verlo en persona (o en dibujo, mejor dicho) para apreciar todo su esplendor.

Pater dijo...

Pacheco es junto a Pascual Ferry de lo mejorcito ke hemos exportado a tierras americanas, una delicia ambos
y si bien a Pacheco le he visto cierta rigidez anatómica en sus últimos trabajos (sobre todo Superman) me sigue encantando a más no poder, sobre todo en glorioso blanco y negro

y los dibus ke tienes geniales ;)

saludos^^

Carlos dijo...

Sir Lamorak:
Buff... pues yo no sé si podría perdonar un mal guión por un buen dibujo. De todas formas, un buen dibujo suele mejorar bastante un guión. Puede ser un tema interesante del que hablar, así me gusta, que me deis ideas :)

Krysia:
Y hablando de dar ideas... explicar porqué mola tanto Green Arrow me llevaría su tiempo, asi que haré un post sobre ello en breve, he decidido.

Pater:
Pues sí, creo que coincido contigo, esos dos autores son de lo mejorcito que hay en EEUU, españoles o no. Y de la nueva hornada, pues hay alguno que apunta maneras. David Aja me llama mucho la atención, en principio, pero primero tengo que leerme tranquilamente algo suyo.

Sarg Bjornson dijo...

jaja, en cuanto he visto esta entrada he pensado "esta es de Carlos" XD

Irene dijo...

A mí me impresionó mucho la primera vez que vi uno de sus dibujos. Porque, como ya sabéis, no soy aficionada a los cómics, y lo que sé es por "ósmosis".
Pues, el año pasado, Carlos decidió ir a un encuentro con Carlos Pacheco.
Casi al final del encuentro me pasé yo también por allí. Era el momento en el que estaba haciendo los dibujos .

Cambió mi concepción de lo que es un cómic. Desde ese día, pasé a considerar ARTE el hacer cómics. (No es que antes no lo hiciera, simplemente, no me había parado a pensarlo).

Una descripción de cómo hacer un dibujo de Superman:

Primero con lápiz el óvalo de la cara, la forma de los hombros, la parte superior de un triángulo, pero sólo un esbozo...
Después, con el típico pilot, empieza a dibujar los rasgos de la cara, muy poco a poco, y con pequeñas líneas.
Con el mismo pílot, empieza a dibujar zonas negras.
Con un rotulador negro más gordo, repasa el dibujo, más zonas negras... Un rotulador negro muy finito para dibujar algún rasgo más a la cara, y hacer líneas muy finitas que ayudan a definir sombras y dar relieve.
Todo esto mientras se va moviendo el dibujo, con el eje en la parte superior de la hoja, y con un ángulo de unos 45º.
Un poco de color carne para la cara, el cuello. Azul para el pecho y el pelo. Azul más oscuro por los mismos sitios. Morado ya sólo en el pelo. Rojo intenso para la capa y el traje. Amarillo para la S.

La firma, Carlos Pacheco 2007.