"Cuy'val Dar"

domingo, 2 de marzo de 2008

En el Hall of Fame de los frikys hay un lugar de honor para todos aquellos desviados que desde 1977 se enamoraron de Star Wars. Desde entonces este nuevo universo imaginario no para de expandirse, y al igual que pasa con la vida misma, aparecen grupúsculos de fans que se arremolinan por afinidad en torno a una corriente de opinión. Por ejemplo, "los puristas", aquellos que se lamentan de toda la basura que según su opinión se ha introducido en "el Universo Expandido de Star Wars", con la aparición en escena de nuevas tramas y nuevos protagonistas. Por ejemplo, "los gamers" que se han beneficiado del filón comercial que Lucasarts no para de explotar reinventándose constantemente con mayor o menor acierto. Por ejemplo, las "nuevas generaciones" a las que la saga original les sirve de referencia aunque con efectos especiales artesanales y buscan otro tipo de aventuras. Yo personalmente no soy "la inquisición galáctica" y tampoco aspiro a imponerle mis gustos a los demás.


Hecha esta breve introducción, aprovecho para centrarme y escribir mi impresión acerca de tres libritos de Star Wars que he tenido el placer de leerme y que están basados en un videojuego: Republic Commando. Con estos antecedentes uno podría esperarse cualquier cosa, sin embargo tengo que decir que me ha resultado una lectura ligera de lo más entretenida, y esto es mérito de la autora Karen Traviss, que es considerada una escritora seria. No están en castellano, así que si os pica la curiosidad Amazon es la solución, con la fuerza del Euro frente al Dolar no debería doleros mucho el bazo hoy por hoy. Paso a comentarlos.
Hard Contact: Es el primero de los tres, en él se sientan las bases para entender los otros. Para hacernos una idea, los comandos son tropas de élite agrupadas en escuadras (squads) de cuatro clones cada una con un reparto de roles basado en el diseñado para el videojuego: un comandante de escuadra, un experto en demoliciones, un francotirador psicópata y un hacker. Los comandos poseen una genética superior a la de los clones estándar e inferior a la de los ARC (Advanced Recon Commandos) lo que les hace más independientes y desarrollar personalidades complejas. Sus misiones son las clásicas de todo comando: "pocas opciones de éxito, una muerte segura ¿a qué estamos esperando?".

La acción se situa justo después de la battalla de Geonosis, cuando debido al número de bajas entre los comandos se forma la escuadra Omega con los supervivientes de otras cuatro escuadras y son enviados a un remoto planeta llamado Quilura, en donde una joven padawan en apuros acaba de perder a su maestro. Allí se decide el futuro de la guerra porque los separatistas están desarrollando un arma genética para los clones. Para la República ellos son solo un medio pero para los comandos se trata de la vida o la muerte de millones de sus hermanos.

Esta trama se ve sazonada con flashbacks en los que los comandos recuerdan su entrenamiento en Kamino, donde se narran probablemente algunos de los mejores momentos de la novela, y donde sale a relucir la procedencia de sus instructores: guerreros mandalorianos como Jango Fett (resumiendo mucho son una cultura guerrera). A la vez la narración describe la relación que traban con la joven e insegura padawan y como cambia la forma que tienen de verse unos y otros. Ellos dejan de ser para ella números, meros objetos utiles y prescindibles cuando llegan al final de su vida operativa. Pasan a ser personas, soldados sin derechos y sin futuro obligados a luchar en una guerra que no es la suya y que se ha estado cocinando desde antes de que nacieran. Mi política es no destrozar mucho los argumentos cuando hablo de libros así que no diré más.

Triple Zero: Cambio de escenario, la acción se mueve ahora al centro mismo de la galaxia, a la capital: Coruscant, el inmenso planeta ciudad. La escuadra Omega se unirá a la escuadra Delta (la original del videojuego) para llevar a cabo una misión de contraespionaje. El objetivo será eliminar a un topo que está facilitando información a los separatistas, que están destruyendo puntos claves de la infraestructura del Gran Ejército de la República.

La gran baza de está entrega es que familiarizados ya con la escuadra Omega y con la joven podawan, ahora ya caballero jedi, la autora introduce personajes nuevos muy atractivos. Entran en acción los sargentos que les entrenaron en Kamino y a los que hacían referencia en el primer libro. El sargento Kal Skirata se convierte en el personaje más emblemático a partir de ese momento. Sigue siendo un mercenario y sólo piensa en si mismo, pero para el los clones son su familia y llegará a las puertas del infierno para protegerlos. También aparecen los null, los seis primeros clones viables de Jango que aparecen en Hard Contact cuando son apenas unos niños, y cuya genética no había sido aún lo suficientemente domada. Toda esta tropa, nunca mejor dicho se arremolinará alrededor de Skirata para alcanzar su objetivo.

Lo bueno es que los personajes evolucionan durante esta segunda entrega, y el libro va dejando entrever el conflicto real dentro de la orden jedi en torno a la "humanidad" de los clones. Asimismo elabora muy bien el conflicto que sufren estos soldados/esclavos en esta misión, por el hecho de tener que vivir transitoriamente lejos del frente, donde solo llegan los ecos de la guerra y la gente ordinaria vive sus vidas despreocupadas. Para el que quiera habrá incluso romance, y no sólo con la jedi, ya que en un frente de batalla no hay muchas mujeres, pero en una ciudad es distinto.

True Colors: El título muy sugestivo va acorde con la situación que se planteará cuando nazca el Imperio. De parte de quien se posicionaran los millones de clones cuando estalle el conflicto. ¿Seguirán a sus generales jedi hasta el final? ¿obedeceran al canciller Palpatine? Skirata tiene una tercera opción. Esta no es su guerra, es la guerra de otros, el quiere sacar a "sus muchachos" de una pieza y sin la aceleración de crecimiento que les condena a una vida corta. El objetivo primario en esta última entrega será la "caza del cientifico". Pero no sólo Skirata busca al genetista capaz de devolver una duración normal a la vida de sus muchachos, parece que el canciller tiene un oscuro interés en encontrarlo.

Esta entrega se caracteriza por la multitud de tramas paralelas convergentes, como no, en un climax final, incluyendo giros del guión. Básicamente la escuadra Delta irá a la caza del ciéntifico para Palpatine, mientras la escuadra Omega está en la otra punta de la galaxia luchando, y Skirata va un paso por delante de todos ellos con sus clones null ayudándole en la tarea. Asístimos a las reflexiones que van trabando las tres entregas. En esta en concreto con especial atención a la forma en que la orden jedi está siendo engañada y preparada para el sacrificio ritual que tendrá lugar en "La Venganza de los Sith". El final queda un tanto abierto... ¿Habrá cuarta parte? Me imagino que eso dependerá de las ventas.

En resumen: lectura ligera, agradable, con un toque reflexivo interesante en algunos momentos e ideal para el metro. Te atrapa en ocasiones y no quieres dejar de leer hasta saberlo todo. Espero que os guste.

Para acabar detalles muy, muy frikys. A la escritora le pidieron que desarrollara el lenguaje propio de la cultura mandaloriana. Se puso manos a la obra y tiene en su página web un diccionario y una gramática si no recuerdo mal. Parecerá una extravagancia pero no es así porque crea una atmósfera cultural propia para los comandos. La banda sonora del videojuego (que se antaño se podía bajar gratis en mp3 pero que ahora no encuentro) recuerda a los coros vocales rusos y ya esbozó por donde iría el lenguaje, ella lo desarrolló. Si la conseguís está bien. ¡Ah! Cuy'val Dar significa: "those who no longer exist" y se refiere a los mandalorianos que se pasaron diez años en secreto entrenando el GAR (Great Army of the Republic) en Kamino.
***
Nota: Internet está cambiando muchas cosas, entre otras la forma en que se conciben los derechos de autor y el copyright. Tengo que decir que he estado a punto de no escribir esta entrada por la postura de la escritora con respecto al copyright. No porque me advierta de que hay copyright, mala suerte por la visión estrecha, sino porque pretende explicarmelo con sus propias palabras amenazandome como si tuviera cinco años y fuera imbécil en su página web. ¿Por qué iba yo a hacer publicidad gratuita a alguién que me considera un "ladrón a priori" cuando he tenido la decencia de comprarle sus libros? Y se los he podido comprar porque existe Internet y existe Amazon. Por eso no he incluido ninguna de las portadas de los libros en este post. Además ¿que sacan las empresas de perseguir a sus fans que ya les han comprado el producto y que se lo promocionan gratis? Al fin y al cabo, los libros siguen siendo los niños bonitos de la industria, porque el libro como soporte físico no se enfrenta a la desaparición como el CD, el DVD o el triunfante Blu-ray.

4 cucamonas:

Carlos dijo...

Así los clones tambíen tienen su corazoncito... La verdad es que eso es una de las cosas que más me llamamaron la atención de la peli: que la república usara seres vivos producidos en serie para defenderse.

Pater dijo...

yo lo ke vi un poco raro es lo pros ke son los soldados en la nueva trilogía (años antes), y lo paketes ke son en la vieja (años después)... necesitaban una actualización o así? :P

ay, los derechos en internet... los ke cobran por el trabajo de los demás son los más cerrados de miras...

saludos^^

(yo ando leyendo "Canción de Hielo y Fuego"...muy recomendable)

wachinayn dijo...

Muy buena entrada y muy buen comienzo en el blog. La verdad es que los libros tienen muy buena pinta (sobre todo para los frikis de Star Wars) aunque no sean precisamente alta literatura.

Por cierto, sobre la desaparición del libro... Mejor lo hablamos en mi próxima entrada. ;)

Sir Lamorak de Gales dijo...

Si, la verdad es que las peliculas desaprovecha muchas cosas que se reutilizan en la novela francamente bien. Y si, los clones tienen "su corazoncito" y adoran todo tipo de gadgets militares, ja ja ja... los null tal vez sean un poco psicopatas pero los retrata como unos genio sgeneticamente superiores eso les da un aire muy cool. Y lo dela memoria eidetica me da una envidia... ay, yo tambien necesito mejoras geneticas...