Una breve historia de casi todo

jueves, 27 de marzo de 2008

No suelo leer obras de divulgación normalmente, pero hace un tiempo escuché cosas bastante interesantes de Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson (no confundir con Una breve historia del tiempo, de Stephen Hawking). El problema es que la edición en español era muy cara y demasiado grande como para leerla cómodamente en el metro, así que no me compré el libro, aunque sí que lo apunté en mi interminable lista de cosas que leer en algún momento. Cuando ya prácticamente ni me acordaba, me encontré con la edición de bolsillo en una tienda, esta vez con un precio y tamaño acordes a mis gustos. Así que sin dudarlo, como cuando Wachinayn se encuentra una peli de monstruos, me hice con ella.


El libro me recordó a la serie de dibujos animados Érase una vez los inventores, con la excepción de que en lugar de en los inventos que han cambiado el curso de la historia, esta obra esta centrada en los descubrimientos científicos más importantes de la humanidad. Con esta idea como motor principal, y tras una de las mejores introducciones que he podido leer, el libro comienza por el principio de todo, el Big Bang, y nos lleva paso a paso hasta el surgimiento de la especie humana.

Durante todo este recorrido se presta especial atención no sólo a los misterios que hemos ido desentrañando a lo largo de los siglos, sino sobre todo a cómo se llegaron a hacer tales descubrimientos y qué significan éstos para nosotros. Ahora mismo todos aceptamos más o menos que nuestro universo se originó hace millones de años a partir del Big Bang, que la materia está formada por átomos y que la clave de nuestro funcionamiento está en el ADN. Pero, ¿qué ha llevado a los científicos a hacer tales afirmaciones?

En ocasiones, un hecho fortuito, como el que facilitó el descubrimiento de la radiación residual del Big Bang. Otras veces, secuencias extraordinarias de eventos, como aquella que empezó con una apuesta de Edmund Halley (el del cometa) con dos de sus colegas científicos, y terminó con la publicación de los Principia de Newton. Y, por supuesto, el motor que ha movido el afán científico ha sido en muchas ocasiones el prestigio que otorga un nuevo descubrimiento, lo que ha provocado más de una lucha encarnizada entre colegas. Todo esto y más es lo que nos cuenta este libro, siempre con un estilo ameno y muy asequible, y sin descuidar en ningún momento el fin didáctico que persigue.

En resumen, Una breve historia de casi todo es una obra completamente recomendable, accesible para cualquiera, sean cuales sean sus conocimientos técnicos, y muy divertida e ilustrativa. Si todavía no os he convencido para que os la leáis, echad un ojo a este enlace.

3 cucamonas:

Bea-chan dijo...

Vaya... parece que está bien el libro... habrá que echarle un vistazo (señal sutil para que rule...)...

wachinayn dijo...

Me ha encantado la introducción que has enlazado, especialmente la parte en la que te hace ser consciente de que todos y cada uno de nosotros somos descendientes directos de ese primer ser vivo que apareció en la Tierra.

Por cierto, ¿quieres leer Una Breve Historia del Tiempo? :P También es un gran libro.

Carlos dijo...

Sí que me lo quiero leer, pero mejor paso a la última versión, que creo que es "Una Brevísima Historia del Tiempo, ¿no?