Quiche

sábado, 30 de mayo de 2009

Como ya habréis notado, por aquí estamos bastante vagos en lo que a escribir nuevos post para el blog se refiere. Sin embargo, el malvado Wachinayn me ha amenazado con dejar de pasarme cómics si no escribo nada, así que ni corto ni perezoso me he puesto manos a la obra y he copypasteado esta receta de cocina que escribí para mis compis del curro. Sí, una receta de cocina, ¿qué pasa? Los frikis, como cualquier ser humano, se tienen que alimentar. Y mejor si es a base de comidas altamente calóricas como...

Quiche
Ingredientes (4 raciones):
- Masa de hojaldre
- 4 huevos
- 200 ml de nata para cocinar
- 200 g de champiñones
- 3 puerros
- 150 g de jamón york
- Queso para gratinar
- Aceite, sal

En este caso, la vamos a hacer con hojaldre, aunque la receta canónica usa masa brisa. Ambas las podéis encontrar en cualquier supermercado, tanto congeladas como refrigeradas. Yo en particular uso esta última porque tiene una forma circular que encaja perfectamente en el molde desmontable que tengo por casa. Lo de hacer la masa nosotros mismos, pues lo vamos a dejar por el momento. Seguro que es muy fácil, pero seguro también que ponemos la cocina perdida.

Esta masa la colocaremos en el recipiente en el que vamos a hacer la quiche, prestando atención a dejar unas paredes de masa lo suficientemente altas para que no se salga lo que le vamos a poner dentro luego. Con unos tres dedos de altura bastará.


Con esto preparado, picamos los puerros y los champiñones, y los sofreímos despacito hasta que queden bien hechos. Que no se os olvide la sal, que no todo el mundo está acostumbrado a su falta como los que hemos estado de Erasmus. Mientras hacemos todo esto, tampoco es mala idea ir calentando el horno a unos 200º. Cuando la verdura está en su punto, añadimos el jamón de york troceado y lo mezclamos con el sofrito, sacamos todo y rellenamos el hojaldre "tapizándolo". Igual que yo he optado por puerros, champiñones y jamón, se pueden usar espárragos, setas, bacon, cebolla, calabacín... a vuestro gusto, vamos.


Luego, echamos en un bol 4 huevos, la nata y un poco de sal, y lo mezclamos todo hasta conseguir algo más o menos uniforme, para verterlo dentro del hojaldre. Por encima, y a modo de decoración, ponemos queso para gratinar de forma generosa y lo metemos al horno.


Dependiendo de la potencia de vuestro horno, tendréis que esperar 30-40 minutos, que podéis aprovechar para fregar lo que habéis ensuciado, ver la tele, o salvar a alguna princesa.

¡Aguanta, Peach!

Pasado este tiempo, ponemos el grill para que el queso se gratine, y cuando veamos que ya se ha dorado, la sacamos del horno con nuestras manoplas de vaquitas.

Sin las vaquitas no os va a salir tan rica

Una vez sacada del horno, no es buena idea lanzarnos a comer nuestra creación, sino que es mejor dejarla enfriar unos minutos. Cuando no queme, la podremos cortar y servir, o guardar en una fiambrera para tomarla más tarde.

Sugerencia de presentación

Y esto es todo, si alguno os animáis, ya nos contaréis que tal ha salido el invento. ¡Qué aproveche!

3 cucamonas:

Nisa Arce dijo...

Guuuuu qué rico. Le diré a Lezzy que me haga una (que es mu mañoso en la cocina, no como yo).

Julián dijo...

mu rico!!!

wachinayn dijo...

¿Dónde se consiguen las manoplas de vaquitas?

Es que quiero que me quede igual de bien...