Friki Manía: Epic Holidays

sábado, 6 de septiembre de 2008

Bienvenidos al primer capítulo de Friki Manía, el apartado del blog en el que explicamos cómo conseguir convertir lo que otros consideran cotidiano en algo realmente friki.

En la entrada de hoy vamos a convertir un plan de vacaciones normalito sin salir de España en algo realmente épico.

Hay quien busca una casa con jardín, nosotros con muralla.

Lo primero que necesitamos es una panda de frikis de tomo y lomo. Para ello, nada más fácil que convocar a algunos de los monstruos de la isla: Bea-chan, Irene, Wachinayn, Carlos, Perico, Foly y una servidora.

El siguiente paso es más complicado, pues requerimos un enclave insólito a la par que barato (porque ser friki no significa ser rico, y aunque lo fuera, siempre hay muchos tebeos, libros y chorraditas que comprar...). En nuestro caso, hemos elegido una casa de 400 años en una aldea perdida de Asturias. Como queremos que sea realmente épica, nos hemos quedado con la que está amurallada y tiene capilla y todo. Además, como la decoración es importante, hemos optado por la que tenía de todo: Desde el típico Hórreo hasta una habitación con trofeos de caza y armas colgadas en las paredes, también conocida como la Habitación de El Resplandor (sosteníamos que quien durmiera en ella nos mataría a todos por la noche, así que no dejamos que Wachinayn durmiera en ella, a pesar de sus fervientes e inquietantes ganas).

La casa de 400 añitos...

Un punto importante sobre la casa es que tenga ruidos por la noche, que las maderas del suelo crujan a cada paso (humano o fantasmal), un piano desafinado... Todo tipo de cosas que conviertan la noche en algo terrorífico para que dé más juego.

La Virgen de debajo de la escalera parece inofensiva... De día.

Por supuesto, no pueden faltar los murciélagos. En nuestra casa en cuestión, nos encontramos con que había unas máquinas de ultrasonidos para evitar que anidaran, pero eso no impidió a Bruce (nuestro pequeño amigo nocturno alado) entrar un par de noches a aterrorizar a alguna y permitir que alguno mostrara sus dotes caballerescas.
Y, hablando de criaturas de la noche, no podemos olvidar incluir algunos inquilinos en la casa con los que podamos sumar experiencia a nuestra ficha. Un ciempiés gigante o las dire-arañas pueden servir para ilustrar el tipo de criaturas fantásticas a las que poder enfrentarnos. Los ratones no los vamos a tener en cuenta, porque dan menos puntos de experiencia.
Finalmente, hay que tener en cuenta las actividades:
1. Exploración: Hay que explorar las inmediaciones de la casa en busca de XP. Puedes tener suerte (como nosotros) y encontrar una mazmorra inundada de agua o un monasterio encantado. Además, alejándonos más, encontramos algunos elementos de Ci-Fi, como el Retrete de King Kong (Gijón).
2. Actividades: Desde la lucha cuerpo a cuerpo con bastones, hasta perdernos en las montañas en busca de la cueva del dragón, hicimos todo tipo de actividades frikis, desplazándonos a pie, caballo, nado o remo. Todo medio de transporte es válido si nos sirve para crear nuevas aventuras.
3. Enfrentamientos: Según las malas lenguas (viperinas, me atrevería a decir), había entre nosotros dos machos alfa, que curiosamente eran dos humanas. Y no, no he puesto una 'a' donde iba una 'o', es que algunos no entendían que pudiéramos ser hembras alfa... Incultura, supongo. En esos momento, las tiradas de persuasión y percepción eran de vital importancia para añadir adeptos a tu bloque.
4. Personajes: No basta con tener un grupo de frikis, tiene que ser un grupo de aventureros variado: Desde el Guerrero Enano capaz de enfrentarse a las bestias, al poderoso Mago Élfico que encendió el calentador contra todo pronóstico, pasando por el Mediano Bardo que nos entretenía en los ratos libres o el Humano Ladrón que obtenía suculentos platos de la casa de al lado.


Sospechosa imaginería encontrada en una playa remota.

Así que ya sabéis, hacer unas vacaciones frikis está al alcance de la mano. Y ahora, unos frikonsejos.

Frikonsejo:

En nuestro frikonsejo de hoy, vamos a desvelar el secreto para que la convivencia friki no sea explosiva. Para ello, nada mejor que mantenerlos entretenidos. Y, ya que hay corriente eléctrica, ¿por qué no llevar la Wii para los ratos de ocio?
Y con este frikonsejo os dejamos hasta la próxima entrega de vuestro apartado favorito, Friki Manía.

4 cucamonas:

Iruma dijo...

Jajaja. Me he reído mucho leyéndolo y recordando las vacaciones. ¿Y sabéis lo mejor? Que estoy leyendo el post de noche, y sola en casa... y la Virgen y el Niño señalando... me siguen dando miedo de noche! He tratado de no mirarles a los ojos, por si acaso!

Carlos dijo...

¡Vaya! ¡Si lo sé hago una foto de la madre araña para la entrada!

Bea-chan dijo...

Ujum.... pido mi % por la autoría de algunas de las fotos.

Me ha molado mucho el post, Marisun, de verdad que sí. Habrá que hacer más Epic viajes para que algo así se convierta en un clásico.

wachinayn dijo...

Y yo mi % por la última. :P