Saikano: Sobre el amor. Sobre la guerra

lunes, 21 de julio de 2008

¿Y si empezamos a gustarnos?

Shuji es un chico callado, tímido y quizá hasta antipático. Chise es una chica pequeña, miedosa, torpe y tan tímida como Shuji. Además, nopuede parar de pedir perdón por todo. Desde hace 5 días son novios. Dos chavales de instituto normales que intentan llevar a duras penas una relación normal. Y de por sí eso ya es bastante difícil. Pero es que además hay algo que va mal. Muy mal.

Chise.

Además, ahora mismo no podemos ni usar móviles ni conectarnos a Internet.
Algo va mal con el mundo y algo va mal con Chise. Desde el primer momento este anime nos tira a la cara una serie de detalles que quizá pasemos por alto, pero que nos dan la clave, poquito a poco, de lo que está pasando. Algo le pasa al mundo; unos camiones del ejército bajando por la cuesta que lleva al instituto, por la noche no hay nada que hacer al no poder usar teléfonos móviles o conectarse a Internet, la programación televisiva no consta más que de reposiciones...

Y algo le pasa a Chise; se ha hecho unas heridas en las rodillas, aparentemente sin importancia, y un hombre que no hace más que secarse el sudor de la frente parece observarla de manera casual. Y con estos pequeños detalles se delatan los cambios. cambios que se desvelarán en los últimos segundos del primer episodio, que darán explicación a esa sensación extraña que hasta ahora nos había transmitido, y que acabarán conformando uno de los momentos más emocionantes de la historia de la animación.

Y vemos de qué trata en realidad esta historia, nos habla del amor. Pero, sobre todo, nos habla de la guerra.


Shuuji.

En este lugar… decidimos marcar un comienzo.
Y lo más fantástico de la historia de amor que nos pinta es como, a pesar de lo imposible que resulta, consigue hacerse creíble. Tremendamente creíble. Tanto es así que es imposible no conmoverse con ella, y no porque la especial (e imposible en nuestro mundo) problemática que atraviesa esta pareja te haga compadecerles, sino porque sus sentimientos y su manera de llevar la relación son tan mundanos, tan realistas, que no puedes evitar identificarte, aunque sea sólo en algún momento, con ellos. O como mínimo, empatizar. Te involucras tanto con ellos que te dan ganas de cantarles las 40 cuando se comportan de una manera en la que no crees que deberían hacerlo.

Si alguien espera encontrar aquí una estúpida y cursi historia de amor, se ha equivocado. Lo único que va a encontrar son dos personas, tan desesperadas por fortalecer los lazos que los unen que son capaces de intentar desafiar a su destino.

Quiero ir a la guerra... para protegerte.
Y por encima de todo está la guerra. Una guerra cuyo origen, motivos o enemigos no nos cuentan en ningún momento. Y esto es así porque no importan en absoluto, ni esta guerra ni en ninguna otra. Así es como se refuerza la idea que se desea transmitir, la idea de que la guerra no es sino un sinsentido, que no hay razones que puedan explicarla ni excusarla, y que no trae más que sufrimiento, dolor y muerte. Dicha guerra es mostrada tanto desde los ojos del que la combate, como del que espera su regreso en casa. Y demuestra que, en contra de lo que se nos quiere hacer creer habitualmente, no tiene nada de romántico.

Una historia de amor...

Sayonara...
"Sayonara" es el título de la canción de cierre de esta serie, y también es una palabra japonesa que sirve de despedida. Sin embargo, no es algo que le digas a un compañero de trabajo cuando te marchas a casa o a tu pareja después de separaros al final de una cita. La traducción más aproximada de "sayonara" es "hasta siempre". Un saludo que dices a alguien al que no esperas volver a ver jamás. Al que aprecias y quieres, pero que no cuentas con volver a ver. Es, en definitiva, una palabra triste. Y esa tristeza es la que consigue transmitir esta canción. Una canción que yo no puedo escuchar sin que se me encoja el corazón. Un broche de oro para una banda sonora sublime, sin la cual la historia no sería ni la mitad de conmovedora de lo que es.

La última canción de amor este pequeño planeta.
Éste es nombre completo de la serie traducido al español: "El arma definitiva. La última canción de amor de este pequeño planeta." Un anime con una dirección espectacular, que se funde episodio a episodio sin interrupciones, sin pausas, que fluye tal y como lo hace la vida misma, que sabe nada de capítulos. Con unos diálogos profundos y emotivos interpretados por unos personajes enormemente desarrollados y dibujados con unos preciosos tonos pastel que se desarrolla al ritmo de una magnífica banda sonora.

Por si fuera poco, desemboca en uno de los finales más demoledores que la animación japonesa (famosa por dejar finales abiertos o blandos) nos ha regalado. Pero eso sí, es una historia que hará llorar a prácticamente todo el mundo y que incluso puede llegar a hacer sufrir en exceso a los más sensibles. Una auténtica tragedia. Lo que es seguro es que a nadie dejará indiferente.

Una obra maestra altamente recomendable.

...y sobre todo de guerra.

Lo siento, se les había acabado el café.
Y pasando a temas más técnicos, la serie consta de 13 episodios de 20 minutos que en su día fueron emitidos en televisión y está basada en un manga del mismo nombre que ha sido editado en España por la editorial Glenat en 7 tomos en una edición bastante cuidada bajo el nombre de "El Arma Definitiva". Además de esta serie se han producido también 2 OVAs de 30 minutos que cuentan una historia paralela. Ni la serie ni los OVAs han sido licenciadas en España y podéis encontrarlos fansubtitulados. Como siempre, barriendo para casa, diré que en Anime Rakuen hicimos una versión de la misma hace relativamente poco que aún podéis descargar y de la que me siento especialmente orgulloso.

Título: Saishuu Heiki Kanojo

Género: Seinen (Para adutos), drama, romántico, bélico, vida estudiantil

Duración: 13 episodios de 24 minutos, OVA de 2 episodios

Año: 2002 (serie), 2005 (OVA)


10 cucamonas:

Nihyinu dijo...

Pues yo no lloré y suelo ser de lágrima fácil, jejeje.

Bea-chan dijo...

La verdad es que yo tampoco (claro que yo no soy de lágrima tan fácil).

Realmente esa serie la vi y casi no me acuerdo de ella porque recuerdo que me pareció un tanto deslavazada, como si no quisiera tener una continuidad temporal clara. Hay saltos en el tiempo que son un poco confusos.

No sé... la verdad es que hay veces que creo que me falta sensibilidad para ciertas cosas, y creo que Saikano fue una de ellas. A me me pareció una historia sosa y confusa cuyo final es lo único claro que hay en toda la trama.

Pater dijo...

mmm, me la habéis puesto muy interesante... y es ke a mi las historias ambientadas en épocas de guerra me molan mucho

saludos^^

Lezard dijo...

Cuando tenía un conocimiento más bien limitado del manganime, Saikano era una serie que me gustaba mucho. Conforme han pasado los años, y sobre todo, cuando me tocó hacer la versión fansubeada por segunda vez, debo decir que me gustó un poco menos. Sí, la serie está bastante bien. El manga es mejor con creces. Pero no sé, hoy día recuerdo otras que me han emocionado con escenas aparentemente menos fuertes que Saikano, pero más intensas de emociones.

Sin embargo, son pocos episodios y no está nada mal para embarcarse en el mundo de los Seinen. La recomiendo por su corta longevidad.

Marisunflowers dijo...

Una de mis series favoritas. Tanto es así, que después de haber leído de prestado el manga casi íntegro, sentí la necesidad de comprarlo para poder disfrutarlo cuando me apeteciera y es de las pocas colecciones que se mudaron conmigo cuando me emancipé.

Creo que lo importante no es quién ha llorado o no al verla, sino lo que te ha dicho esta serie que, no siendo la mejor en ningún aspecto (ni de guión, ni técnico...), sigue resultando impactante a aquellos que se acercan a ella. Si además te gusta ver la realidad de los conflictos bélicos desde la perpectiva de las personas que se ven atrapadas en medio, no puedes perdértela.

wachinayn dijo...

Menos mal, parecía que al final sólo me había gustado a mí. :P

Hablando en serio. Aunque la historia de amor es importante a mí la parte que verdaderamente me llama de esta historia es la de la guerra.

Ver cómo se enfrentan personas normales a un conflicto bélico de una manera tan "realista" (y lo pongo entre comillas porque, por suerte, sólo puedo aventurar cómo sería) le abre a uno los ojos y le da aún más razones para odiar esa estupidez tan grande que es la guerra.

Agustín dijo...

Pues yo lloré y sufrí mucho con esta serie, fue de las primeras en ver, y por ello le tengo un aprecio inmenso. Supongo que es como los clásicos del cine de nuestros padres. Como comenta Lezard, es posible que un segundo visionado me impresione menos y por eso de momento me he resistido a realizarlo.
Y en relación a lo que comenta wachi, a mí lo que me gusto mucho es el tratamiento de la guerra, por lo que recuerdo en el anime, no se menciona el motivo o las causas de ésta, simplemente hay una guerra que acaba afectando a todo ser vivo. Es una manera muy inquietante y horripilante de negar cualquier racionalidad. Y en este contexto, es donde se plantea la historia de amor, un factor más de iracionalidad, aunque bello y hermoso. Quizás lo único que pueda sobrevivir a tales acontecimientos.

darofar dijo...

No recuerdo exactamente si lloré o no, puede que si me halla arrancado algun sollozo. Pero claro, yo soy de lagrima difícil.

Lo que si recuerdo de esta serie es que me transmitió a la perfección las emociones de desesperacón, angustia, cariño, etc... que sentian los personajes. Me mantuvo en vilo todo el tiempo, hasta que temrine de verla.

A mi me parece una serie cojonuda, que como bien han dicho en comentarios anteriores, sin ser la mejor en cuanto a guion, montaje, dibujo, etc... tiene momentos brillantes.

Cabe decir tambien que yo disfruté más con la parte media de la serie que con el desenlace. Cuando las cosas ya se habian puesto completamente despelotadas [SPOILER]los novios van a vivir juntos[/SPOILER] de alguna forma la serie pierde su encanto, solo me quede hasta el final para ver que cojones era lo que pasaba.

Creo que todos los que hemos sabido apreciar esta serie, nunca olvidaremos LA FRASE... y no podremos recordarla sin experimentar un ligero escaolofrio.

¡gommené ssshu-ssshan!

Deliath dijo...

Jo, pues yo la vi hace muy poco y lo pasé fatal. De verdad, había veces que me daba una angustia tremenda todo lo que estaba pasando y que no me cabía en la cabeza cómo los personajes podían comportarse así... >___<

Pero bueno, quitando esos pequeños detalles me pareció una muy buena serie, con cosas lo suficientemente profundas y originales como para que merezca la pena verla.

Eso sí, no pienso verla otra vez >__< Ya lo he pasado suficientemente mal con Chise, gracias...

Anónimo dijo...

q buen anime, yo no llore (es q no soy de lagrima facil) pero con ese final se me encogio el corazon, yo esperaba algo mas ``y vivieron felices...´´ pero es una muy buena serie, se las recomiendo enormemente. es posible q les pege un poco mas si la miran luego de un problema amoroso (como es mi caso), ai si q te mata, y te pones en el lugar de los personajes. salu2