La Última Batalla: Una de romanos

jueves, 31 de julio de 2008

Año 52 Antes de Cristo. El águila romana domina el mundo. Pero una ciudad resiste al asedio: Alesia. Mientras César se enfrenta al jefe de los galos, otro romano, Cayo Rodio, tiene que plantar cara a un adversario relacionado con su pasado.

Estaba anteayer haciendo mis comprillas frikis en mi tienda habitual, cuando en una esquina, casi escondido, ví un tebeo encuadernado en rústica con una portada que me llamó poderosamente la atención. Mostraba lo que parecía un legionario romano enfrentándose a un galo o bárbaro similar.

Mmm, interesante.

No reconocía al guionista ni al dibujante (inculto que es uno), pero lo abrí para echarle un ojo. Quedé impresionado. Me enamoré instantáneamente del dibujo y lo puse en mi pila de compras, esperando que la historia estuviera a la altura.


Y la verdad es que, cuando llegué casa y pude leerlo descubrí que en efecto lo estaba.

Pero empecemos por el principio. ¿De dónde sale este tebeo?

Pues, aunque parezca increíble, de Disney Italia. Sabía que hace relativamente poco Planeta DeAgostini había adquirido los derechos para España de los comics de Disney, pero no me esperaba esto. Algún Don Miki o tebeo para niños sí, pero no una novela gráfica europea sobre romanos.

Se puede decir que en este caso hemos tenido suerte. La Última Batalla sólo ha sido publicado en Alemania, Italia y aquí. Es decir, que un angloparlante no podría leerlo. Y eso que dicen que el inglés es universal. De paso, aprovechando que hablamos del idioma, pido perdón por el hecho de que las imágenes estén en alemán. No he encontrado mejores materiales en internet.

Cayo Rodio.

Pero basta de introducciones y vamos a hablar del tebeo en sí. El volumen se abre con un extracto de Comentarios sobre la Guerra de las Galias, de Julio César, que nos pone en ambiente y precede a la historia en sí. Esta historia, hilvanada en forma de flashbacks con gran habilidad por Tito Faraci (Don Miki Serie Negra), nos cuenta la terrible situación a la que se enfrenta el centurión romano Cayo Rodio, que entrenó hace años al propio César y ahora ve cómo éste le ordena acabar con la vida de su alumno más querido.

Dicho alumno es un galo llamado Camio que ahora se enfrenta a Roma y está a punto de romper el famoso asedio doble que César mantenía sobre Alesia, pueblo fortificado de los galos en el que resistía su líder, Vercingetórix.

Los galos de Vercingetórix.

Entre medias de este hilo conductor tenemos intrigas (hablamos de Roma al fin y al cabo), traiciones, amistad, amor, compañerismo y violencia. Todo ello plasmado en forma de los cuadros, porque no se les puede llamar de otra manera, de un fantástico Daniel Brereton (The Nocturnals, JLA, Batman, Spiderma, Conan...). Un dibujante del que el mismísimo Alex Ross se considera fan.

Escenas dinámicas, vibrantes, de colores vivísimos y llenas de carácter. Cada viñeta es una pequeña obra de arte en sí misma. Es curioso como no puedo decidir si los ojos prácticamente sin pupila, el rasgo mas característico de este dibujo, me encanta o me molesta.

Alesia.

Podéis haceros una idea de la calidad del dibujo por las imágenes que acompañan la entrada, pero tened presente que no representan con exactitud la belleza del color del dibujo original, que es increíble y, en mi opinión, es lo que acaba de convertirlo en una verdadera obra de arte.

Y sobre la edición, decir que el volumen está encuadernado en rústica y consta de 80 páginas. Se vende por 7,95 euros, lo que se traduce en un coste de 2,40 euros por cada 24 páginas. Un poco caro, pero hay que tener en cuenta que el papel es de muy buena calidad (aunque quizá excesivamente fino), para poder hacerle justicia al dibujo. La verdad, acostumbrado a lo que cuesta habitualmente el cómic europeo (y éste no deja de serlo) es un precio bastante competitivo. Aunque, hubiera preferido pagar un poco más y tener un tamaño de hoja más grande y una encuadernación más sólida.


¿Recomendable? Yo creo que sí. Y mucho. Y no sólo para frikis de la historia.

4 cucamonas:

Carlos dijo...

Pues mira que las viñetas que has puesto no me parecen especialmente atractivas. Habrá que verlas en vivo y en directo :P

Y la verdad es que el algún sitio había visto de pasada que este cómic estaba muy bien.

Foly dijo...

Año 52! 52! 52!
Probablemente fundamental para comprender la crisis

Alfrodo dijo...

Si estos comics los hay en Italia, tendré que buscar en Roma las tiendas frikis pronto....

Bea-chan dijo...

En Italia tienen muy buenos dibujantes. Leí en alguna parte que buena parte de las series de dibujos europeas se dibujan en italia aunque luego las animen empresas orientales. Supongo que quien tuvo retuvo y guardó para la vejez. Otra cosa no sé, pero artistas, los italianos, siempre han tenido a montones.