"Los frikis no se buscan, se encuentran."

domingo, 20 de julio de 2008

Eso solía decir mi buen amigo Wachinayn cuando éramos jóvenes... (Bueno, más jóvenes...)

En realidad, tiene sentido. Vas a las mismas tiendas, frecuentas los barrios en que se encuentran, te cruzas en los foros, vas a los mismos salones, ves las mismas pelis... El caso es que, actuando como un friki, te encuentras con otros frikis. Sin embargo, ayer demostramos que, no sólo, un friki puede surgir en tu vida cuando menos te lo esperas. Sigue leyendo esta entrada y te lo demostraré.

Frikis.

La noche de autos (viernes 18 de julio de 2008) un grupo de jóvenes intelectuales universitarios (también conocidos como frikis) salían de un encuentro cultural (partida de D&D) para ir a cenar (eso lo hacemos como la gente normal). Se decantaron por un restaurante turco (lo que viene a ser un Kebab) donde se sentaron en una mesa para realizar su consumición.

Fueron cambiando erráticamente de una conversación a otra (los planes para el verano, ideas de excursiones, elegir nombres para ciudades de criaturas de fantasía...), como suelen hacer los jóvenes de su edad (que aún lo somos, narices). Sin embargo, la que escribe esta nota, percibió cómo el chico sentado en la mesa de al lado se movía con cierto nerviosismo, como si la conversación le afectara en algo. Igual era un friki, pero parecía improbable, pues su acompañate era una chica y, bueno, todos sabemos que es más difícil ligar cuando se es friki (sobre todo los tíos).

En un momento dado, interrumpió la conversación acalorada de nuestra mesa, para incidir sobre lo gilip... imprudentes que son algunos jóvenes moteros. Ahí estaba la prueba, no era friki, estaba aburrido y quería entrar en la conversación de la mesa de al lado, porque no sabía de qué hablar con la chica que le acompañaba (o era tímido y no sabía de qué hablar con ella...).

Por supuesto, un tema nos llevo a otro y, mientras buscaba el nombre de un tomo de Batman que me había gustado y recibía sugerencias sobre cuál podría ser... ¡Zas! Volvimos a ser interrumpidos por el mismo individuo, que corregía el título que estábamos barajando, para después mostrarse algo avergonzado por habernos abordado de esa manera. Como quien reconoce que es alcohólico, dijo estas solemnes palabras: "Sí, soy friki y me gusta Batman.", mientras ponía carita de compunjido.

Me gusta Batman.

Y, como un friki nunca avergüenza a otro friki (lo que no significa que no pueda humillarlo y arrastrarlo por el fango en una partida de cualquier cosa), la respuesta era evidente: "No te preocupes. Nosotros también." Si bien es cierto que nosotros, reforzados por nuestro número, lo dijimos con más energía, incluso con orgullo.

Por supuesto, en ese momento, se activaron algunos resortes en las neuronas de algunos y surgió un: "¿Tú no estuviste en las CLN de...?" "Espera, tú me suenas de un rol en vivo..." Yo cosas de esas en las que sólo una panda de frikis como Dios manda se atrevería a reconocer que ha hecho.

Y ahí lo tenéis, otro encuentro de frikis satisfactoriamente resuelto en esta nuestra isla. Igual nos miran raro, piensan que hablamos en otro idioma, cambian de acera a nuestro paso (yo también lo hago cuando hueles de esa manera que denota que has raideado demasiado sin pasar por la ducha)... Pero los frikis están ahí fuera... (Música de Expediente X, por favor)

6 cucamonas:

Alfrodo dijo...

Yo añadiría el apéndice, los frikis no se buscan, se encuentran y contagian :D.
Estoy de acuerdo contigo, de hecho la mayor probabilidad de un encuentro friki suele encontrarse a un nivel universitario en diferentes escenarios como bien has demostrado (me ha quedado un poco científico pedante, lo siento XDXD).

Carlos dijo...

Parece que todo acabó como un feliz encuentro friki... pero no sé porqué me da que la chica se aburrió un rato.

Pater dijo...

coño, pues vuestra conversación debía de ser más ke interesante para ke el chaval la prefiriese a una tía XD
pero bueno, frikis unidos son más fuertes! auuu! auuu! :P

saludos!

wachinayn dijo...

Estoooo, yo no creo que estuvieran aburridos. Simplemente les hizo gracia nuestra conversación. xD

Y por cierto, la chica también era friki, si mal no recuerdo.

Bea-chan dijo...

La chica también era friki y además fue ella quien confirmó conocer a Peri de un encuentro de esos de jugar a las cartas y tal.

De todas formas esto es cierto. Los amigos que hice en ultramar los hice por ser friki y ellos por dejarse frikitizar. ^_^ Cómo mola...

Pater dijo...

pues si la tía tmb era friki, más ke un encuentro eso fue un éxtasis, o una última cena religiosa como mínimo XD

resaludos^^